3 Mitos nutricionales

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

3 Mitos nutricionales



Son muchos los mitos nutricionales que puedes oír en tu día a día al hablar con tus amigos, familiares o incluso en boca de profesionales de la salud no reciclados con conocimientos nutricionales totalmente obsoletos.

Vamos a empezar con el mito de que comer más de 2-3 huevos a semana es malo para el colesterol.

Efectivamente la yema del huevo es rica en colesterol, pero también en vitaminas liposolubles como la vitamina A. Es el alimento que proporciona la proteína de mayor calidad, aporta omega 3 y 6 y también una buena relación entre grasas saturadas.

La ingesta de colesterol que se recomienda tomar en la dieta ronda los 300 mg, un huevo mediano aporta aprox. 200 mg de colesterol del cual nuestro organismo absorbe en el intestino aprox. el 15% es decir unos 60 mg de colesterol con lo cual, tendrías 240 mg de margen para no sobrepasar el límite diario.


Ahora es el turno de los alimentos light.

En mi opinión eso es uno “quiero y no puedo”, la mayoría de estos alimentos son más bajos en calorías y azúcar es cierto, pero que sean bajos en calorías no significa que sean saludables.

Voy a citar varios ejemplos, un refresco sin azúcar no es sano para nuestro organismo.

Piensa que ese sabor dulce al no llevar azúcar se logra la base de aditivos químicos como potenciadores de sabor, estabilizantes etc.

Todos esos aditivos inflaman nuestro organismo desde el hígado pasando por articulaciones, tejido muscular e incluso destrucción de la flora intestinal

Un refresco con azúcar supone un mayor impacto a nivel glucémico en sangre que un refresco sin azúcar, pero tanto unos cómo otros no son buenas opciones.


El turno de la leche.

En el tema de la leche por ejemplo yo siempre recomiendo leche y lácteos enteros, ya que son alimentos con mayor valor nutritivo. Por ejemplo una leche entera proporciona vitaminas liposolubles (vitaminas que se encuentran en alimentos con grasa) que una leche descremada no aporta, grasas liposolubes como la vitamina D (muy importante en el norte de España), vitamina A y E.

Edulcorantes artificiales como la sacarina, aspartamo, ciclamato, etc. Tampoco son opciones saludables, son edulcorantes sin azúcar y sin impacto negativo a nivel glucémico, pero son nocivos para la salud.


Mi consejo es que ingieras alimentos de calidad, comida sin envasar y sin procesar. Debemos reeducarnos tanto a nivel nutricional y ganar la batalla al azúcar y grasas hidrogenadas.

Si quieres ver post anteriores, te dejo el link aquí abajo.

Otras entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up